Ébola, OMS y ejército.

http://www.eldiario.es/sociedad/demuestra-preparacion-afrontar-epidemia-OMS_0_313218971.html
chan

¡Grandes verdades las de Chan!

Esta situación tiene su parte positiva y es que obliga a dejar de “mirar para otro lado” y no solo en lo que respecta a la situación en esos países de Africa en que el virus lleva matando desde hace 40 años sin que “parezca” que se haya avanzado mucho en prevencion y/o curación (Y digo “parezca” porque se que hay más investigaciones y resultados de los que podemos conocer…ya se sabe, la investigación puntera es militar y esos datos son “top secret”, sino también en lo que respecta a la preparación de los paises “desarrollados” para afrontar el problema. Queda patente que no existe preparación pero…¿por qué? Existen multitud de cursos de formación, de unidades especializadas, de recursos materiales, de elaboradísimos planes de emergencia y, sin embargo, este tipo de situaciones siempre nos pilla “en bragas”…¿por qué?
Una de las posibles respuestas es que no se utiliza a la gente “adecuada” en esas situaciones y de nuevo tenemos el: ¿por qué?
Ahora, DESPUÉS de comprobar que, en efecto, tanto en EEUU como en España, puede ocurrir que se infecte un número “reducido” de personas, personas “de riesgo” (a qué me recuerda esto? ahh si, al VIH…y a que una auxiliar estaba considerada como de “bajo riesgo”, dejando a criterio subjetivo quién demonios sería una persona de “alto” riesgo….ahhh si, espera, igual eran esos que la atendieron sin protección adecuada porque la sintomatología decía aquello de “fiebre pero no ebola”….), ahora, como digo, se multiplican las actuaciones encaminadas a formar al personal, a desmitificar creencias, a “hablar” del modo de transmisión, casi que vamos a hacer un máster (ahora sí) en ébola….¡¡¡AHORA!!!

¿¿¿Me quieren hacer creer que a nadie se le ocurrió esto ANTES, AL DECIDIR traerse el virus a este país??? ¿Nadie sugirió siquiera la idea?? ¿Fue todo improvisación??
Va a ser que no me lo creo…de hecho, el traslado a cargo del personal militar y especializado no conllevó ningún problema…pero no es ése el tema de este post.

El tema es que ahora hay mucho interés en formar y preparar a la vez que se habla de que los casos se multiplican a un ritmo acelerado…por cierto, ¿alguien sabe por qué la cepa más mortífera de todos los virus Ebola conocidos tiene, de repente ese despunte?

E incluso, para remate final, España se brinda a prestar sus bases aéreas para un corredor sanitario aéreo…¿PORQUE ha sido el primer país infectado?(consecuencia) ¿O ha sido el primer país infectado PARA justificar esta medida? (causa)
Ya se que más de uno me llamará conspiranoica, no me preocupa. Lo que sí me preocupa es que mucha gente de mi entorno no sea consciente de todo lo que destapa este “error”, que sigamos trabajando en las mismas condiciones, cerrando los ojos al riesgo, sólo porque esperamos que se quede en eso, un susto alejado, “no me puede tocar a mi”, aunque en el fondo sepamos que, el día que pase algo, será tarde y alguien lo pagará con la vida o, en el mejor de los casos, con un buen “marrón”, me preocupa los que se ponen a juzgar sin datos, los que se creen sin reflexionar lo que nos plantean y lo repiten como papagayos, me preocupa que los que, incluso, sospechando la existencia de más riesgo del que te hacen creer, actúen a pesar de ello, tal como le piden, sumisos al sistema, con más miedo a perder el empleo o su “status laboral” que la propia salud…

Creo que ésta es una gran oportunidad para que TODOS los profesionales de la sanidad unan su voz en reclamar que se cumplan protocolos y normativas, en reclamar esos puestos de decisión como propios y no permitan dejarlos en manos de “desalmados”. Una oportunidad para que el resto de ciudadanos no sanitarios EXIJAN se les atienda con seguridad, EXIJAN garantías sanitarias en su atención, CONOZCAN las necesidades de un servicios y sus protocolos y cómo se aplican y EXIJAN responsabilidades a los responsables (a esos) de graves daños contra la salud pública. Tenemos todos los ingredientes para una revolución y ya va siendo hora de despertarse y reclamar lo que nos corresponde, lo que tanto trabajo ha costado a mucha gente como para acabar en un cajón, olvidado….¿a qué esperamos?

sani

Anuncios

Las fases del duelo

Nunca imaginé que llegaran a ser tan reales las fases del duelo. Sobre todo la de la negación: he llegado a desear que se tratara de una broma de mal gusto,  que no fuera cierto… cualquier cosa sería preferible a que ya no esté. Una se piensa que tiene asumida la muerte, que es tan consciente de que nos morimos y lo tienes tan aceptado que crees que te adaptarás sin dificultad…pero no.

Nunca imaginé que pudiera llegar a doler tanto una pérdida que sabía que iba a ocurrir, asumida como inevitable, para la que me creí preparada…pues no. Y hablamos de alguien que no conocí en persona, ni siquiera oí su voz. Tan sólo sus palabras escritas, pero su humanidad era tanta que logró traspasar las barreras de la distancia y del soporte material y ocupar un lugar mucho más importante del que fui consciente. Me estremece pensar en su familia, para quienes la pérdida debe ser tan, tan grande, tan, tan dolorosa que me cuesta atreverme a expresarme y más aún a preguntar.

Lo peor es que a pesar de tener clara su importancia a nivel profesional y de hacérselo saber, me faltó tiempo, me faltó tiempo a nivel personal, me faltó saber cómo estaba por dentro, me faltaron respuestas,

me faltó oir su voz….                 rperuga_

Aqui el factor tiempo ha sido devastador, la incertidumbre es terrible. ¿Supo él ver que se acercaba el fin y de ahí las numerosas visitas y selfies de los últimos días? ¿Era un adiós al mundo lo que reflejaba su mirada en esas últimas fotos? ¿Pudimos habernos despedido? ¿Hubiera sido “mejor” hacerlo? Preguntas que quedarán sin respuestas. Debo asumirlo y ser capaz de seguir sin ellas.

Sabes que estás viviendo los ultimos tiempos de una persona, pero no sabes en qué momento despedirte. y no lo haces porque esperas que aún no haya llegado el momento, quedándote esa tarea pendiente, repasando las últimas palabras que intercambiasteis, viendo lo absurdas de éstas o inoportunas….todas te parecerán inadecuadas…pero en mi caso, fue peor, no lograba encontrar las palabras, me sentía tan mal, por mi propio caso familiar que opté por buscar un momento mejor, por esperar…y llegué tarde….

Tengo que dejar de darle vueltas al por qué de las cosas y aceptarlas, seguir adelante con mi proyecto de reconocimiento público, aunque no obtenga los apoyos que busqué, aunque lo haga sola, será mi tarea, mi despedida aunque nunca pueda saber que habría opinado él…

Cuántas vueltas le he dado también a las recomendaciones de El mundo amarillo de Albert Espinosa, para transformar la pérdida en ganancia y entender “un modo de ver la vida cuando ya no temes a la muerte” y sí, lo entiendo, lo hago, pero…no es suficiente, no, no lo es…Le dije que era uno de mis amarillos y, desde luego, lo seguirá siendo aunque el no lo hubiera leído. También le dije que iría a leérselo…ojalá lo hubiese hecho, ojalá hubiese podido ir…Pero ya no puedo volver atrás, he de asumir ésta pérdida y transformarla en ganancia leyendo y releyendo todas sus reflexiones y manteniéndolas muy presentes siempre…no olvidar para mantenerle vivo.duelo

“Tienes que preparar tu duelo” me dijo y ahora es cuando entiendo todo el significado de estas palabras. Hasta el final, fuiste un mentor, Ramon, un ejemplo de calidad humana, brindando ayuda y consejo desde tu cama de hospital. Ojalá pudiera parecerme aunque ínfimamente a tí, ojalá existiesen más personas como tu, ojalá todos nosotros, seguidores y admiradores tuyos, podamos asumir y transmitir tus enseñanzas, tus reflexiones, como preferías llamarlas aunque para mi, son enseñanzas en el más puro sentido del término. Y, ojalá, fuera cierto que nos ves y nos oyes y te llegue mi despedida y agradecimiento, e incluso mi arrepentimiento por mi ausencia o palabras inoportunas, aunque casi prefiero desear una máquina del tiempo y recuperar esos momentos en el espacio-tiempo que conocemos y volver a leer tus respuestas a mis preguntas.